Política

La obsesiva pasión de los argentinos con el dólar

 Se podría decir que los argentinos comienzan su día verificando tres datos esenciales para sus actividades diarias: el clima, el estado del tráfico y la cotización del dólar. Solía hacerlo mientras vivía en mi país, y aunque con menos entusiasmo, continúo haciéndolo en el extranjero.

Obsesión Argentina


En el libro "El dólar. Historia de una moneda argentina (1930-2019)" de Mariana Luzzi y Ariel Wilkis, se destaca que el valor del dólar es información básica comunicada por los medios argentinos, especialmente en tiempos de turbulencia monetaria.

La ironía del título del libro, como señala la autora, se perdería si el país finalmente se dolarizara, como ha propuesto el candidato Javier Milei, quien compite por la presidencia con el ministro de Economía, Sergio Massa, en la segunda vuelta del 19 de noviembre.

En una entrevista con BBC Mundo, Luzzi explica que el dólar tiene dos roles en Argentina: uno privado, usado como ahorro o para comprar bienes como propiedades, y otro público, más relevante según ella. "Es el que hace que en todos nuestros teléfonos celulares esté la cotización del dólar, que nos llegue por la aplicación del banco donde tenemos la cuenta o por la billetera electrónica que usamos, que prendas la televisión y aparezca en el mismo lugar de la temperatura desde las 10 de la mañana cuando abre el mercado. Y que esté en la boca de la gente, en el chiste, en el meme".

No solo se trata de cuántas vidas tiene el dólar en Argentina, sino también de la variedad de tipos de dólares que existen en el país. Patricio Barton, comunicador y conductor de programas de radio, destaca varias cotizaciones de dólar que incluyen el oficial, el blue, el turista, el Catar, el lujo, entre otros.

Asimismo, en Argentina, el dólar ha generado un lenguaje particular alrededor de su compra y venta. La palabra "verde" se usa coloquialmente para referirse al dólar, y se han acuñado términos como "arbolito", "bicicleteo" y "cueva" para describir actividades relacionadas con el mercado cambiario.

La relación de los argentinos con el dólar es compleja, ligada a la inestabilidad económica del país. La inflación persistente y la condición de economía periférica se señalan como factores determinantes. El dólar se ha convertido en una suerte de refugio ante la incertidumbre y la inestabilidad del peso argentino.

Argentina ha experimentado numerosos cambios en su moneda a lo largo de su historia, lo que ha contribuido a la difícil relación de la población con su propia moneda. La constante devaluación y los cambios de denominación han generado una relación conflictiva y de desconfianza con la moneda nacional.

La obsesión por el dólar ha surgido como una respuesta a la falta de estabilidad y previsibilidad en un contexto económico marcado por la incertidumbre. El dólar se ha convertido en un símbolo de estabilidad en medio del caos económico.

Fuente: BBC

Artículo Anterior Artículo Siguiente

Formulario de contacto